jueves, 28 de junio de 2007

No hay mayor bendición que ser de Él...



Bienaventurado el Discípulo de Jesús que escuchando la Palabra del Señor, responde con generosidad absoluta e irreversible, porque será fuente e inspiración de nuevos discípulos.

2 comentarios:

Yolanda Isabel dijo...

Dichoso el que sigue los pasos del Señor, bendición más grande no hay. Ver coronado el llamado del Señor es una alegría para cualquier cristiano y más aún ver un joven, con el cual hemos compartido (doble alegría), tomando alegremente el compromiso de ser de Él. “Que tu vocación sea manantial para las almas sedientas del Señor”. Un cariñoso saludo para el hermano Damián de parte del grupo “Morir para Vivir” y del coro “Otro Color con Cristo”. ¡¡¡¡FELICIDADES!!!

Sam dijo...

cuanta alegria!
muuy tarde vengo a ver este post, aunque ya hayan pasado dos años, te felicito Damián, me alegro mucho que seas feliz con tu vocacion. Espero que te acuerdes de mi, soy samy, de rio de vida...mi mama es roxana...es muy probable que nunca veas este comentario, jeje, pero bueno, te extraño mucho, donde quiera que estes, que Dios te bendiga hermano...te quiero mucho.
y Felicidades a todos!

sam