miércoles, 13 de junio de 2007

Merienda de despedida del Hno. Damián




El compartir es el don del Espíritu a la vida religiosa.
Este es el caso. Vivimos momentos muy lindos junto a la comunidad parroquial de San Pablo, quien ofreció un agradable momento al Hno. Damián quien al regresar a Salta, se prepara para su 1ª Profesión.
El Señor cumple su promesa: "Todo el que deja casa, padre, madre...recibirá el ciento por uno en todo eso y en el mundo futuro la Vida eterna..." (A esta promesa también se agregan las meriendas)

1 comentario:

Yolanda Isabel dijo...

Un gran saludo para el Hermano Damían y que siga adelante con su Decisión de ser un DISCIPULO DEL SEÑOR, lo tendremos presente en nuestras oraciones, y ojalá vuelva por estos lugares se va extrañar su alegría que transmitía a toda la comunidad. Además agredecer las veces que solicitamos su ayuda y él siempre estuvo presente. !Gracias!!!. De parte del grupo de "Morir para Vivir" y del coro "Otro Color con Cristo". QUE DIOS BENDIGA MUCHO A NUESTRO HERMANO DAMIAN... y esperamos nos invite a la ordenación.